Photovoltaic 2799982 1920

Los proyectos que usen como recurso los combustibles fósiles dejarán de ser financiados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI)

La Unión Europea se ha propuesto lograr que para el año 2030 las energías renovables lleguen a representar el 53% del suministro de energía europeo. Este objetivo se está alcanzando poco a poco, y consecuentemente, cada vez se realizan menos proyectos impulsados por la energía de combustibles fósiles. Aun así, son muchas empresas las que se apoyan en estos materiales nocivos que dañan al medio ambiente.

Por ello, el Banco Europeo de Inversiones ha comunicado que a finales de 2021 dejará de financiar propuestas que usen combustibles fósiles y que produzcan más de 250 gramos de dióxido de carbono y menos de un kilovatio de energía en el total de una hora.

A causa de esta sentencia, algunos de los accionistas financiados por el BEI están presionados a dejar de producir incluso gas natural, un método de producción efectivo para extinguir a los demás combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo, pero aun así nocivo para el planeta, ya que cambia el CO2 por el Metano.

A causa de las quejas infringidas por los accionistas de la Unión Europea, el BEI ha decidido aplazar el fin de las financiaciones y poner en marcha el plan a finales de 2021 para que tengan tiempo suficiente para poder asumir el cambio.

En DEKRA colaboramos para conseguir un mundo más seguro con la ayuda de un gran equipo de especialistas. En este caso, podemos contribuir a alcanzar el objetivo marcado para el año 2030 desde el Departamento de Green Energies, pues contamos con un grupo de profesionales en el sector de las energías renovables que se encarga de evaluar y vigilar ambientalmente los proyectos, cerciorándose de que se hace un buen uso de ellos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento sobre el uso que hacemos de ellas.
Más información